¿Cuántos tipos de estrías existen?

Rate this post

¿Cuántos tipos de estrías existen?

Este tipo de lesiones de piel son muy comunes en la actualidad, tienen varias causas, son de varios tipos, pueden aplicarse distintos métodos terapéuticos para combatirlas y otra información que es muy importante.

Las estrías son estiramientos bruscos de la piel, se originan por varias razones ya sea el embarazo en las mujeres, etapa del desarrollo –o crecimiento-, pérdidas o aumentos bruscos de peso, fundamentalmente esto debilita las capas de la piel, ocasionándolas. Pueden, de hecho, variar su color y algunos casos considerados avanzados tener textura. El ancho de cada una de ellas puede ser variado en el rango de 1 a 12 milímetros. Aparecen en distintas partes del cuerpo pero principalmente en el abdomen, piernas, espalda, brazos y caderas.

Los tratamientos pueden variar, puedes optar por aplicar alguno del tipo natural con la utilización de aceites, esencias, frutas, vegetales, plantas, entre otras. Por la parte de la medicina existen medicaciones dermatológicas y tratamientos directos sobre la piel de la persona.

Ahora bien, existe varios tipos de estrías los cuales varían en cuanto a su origen y el grado de riesgo cuando aparecen además de poder indicar la presencia de algún trastorno o patología en la piel que debe sin duda ser tratado por un médico especialista en dermatología. Por lo que es importante cerciorarse del tipo para saber cómo actuar, pero ¡no te preocupes! La mayoría son inofensivas y no representan mayor riesgo que el estético.

Estrías de distensión

Dentro del primer grupo (o tipo) de estrías se encuentran las de distensión, estas tienden a aparecer en las mujeres embarazadas, así como también en personas obesas que adelgazaron de forma muy rápida.

Las zonas del cuerpo donde suelen manifestarse son la región torácica, el abdomen y los senos. ¿Se pueden prevenir? Por supuesto, más sin embargo una vez que aparecen se pueden aplicar cremas para evitar que sean permanentes.

La estrías de distensión durante el embarazo son las más comunes.

Estrías en la pubertad

El siguiente tipo de estrías son las que aparecen durante la pubertad o después de ella, son sencillamente el resultado del crecimiento que tiene la persona ¡Sí, los hombres también las pueden tener! ¡No es solo para las mujeres! En este proceso la piel sufre considerable estiramiento por lo que tienden a generarse, las zonas donde normalmente se presentan son las piernas, espalda y el pecho. La mayoría son temporales aun cuando tengan distintas tonalidades.

Estrías por crecimiento muscular

¿Eres fanático del ejercicio y del gimnasio? Pues este tipo de actividades están directamente relacionadas con el siguiente tipo, las de crecimiento muscular, la causa de su aparición es cuando la persona rápidamente presenta un crecimiento muscular considerable. Del mismo modo el uso de esteroides puede acarrear estrías puesto que hacen que los músculos se desarrollen de una manera más rápida de lo normal. Las zonas donde se presentan están los bíceps, los hombros y los tríceps, entre otros.

Estrías purpuras o rojas

El último tipo puede considerarse un poco más serio las estrías purpúricas o rojizas, son aquellas que aparecen como consecuencia del consumo excesivo de fármacos con corticoides (es palabras más sencillas, esteroides u hormonas), por lo que en este caso solo con dejar de consumir los fármacos deben ceder las estrías.

Ahora… ¿Qué pasa si no se desaparecen? La recomendación es ir al médico, porque en muchos casos indican problemas más serios como por ejemplo Síndrome de Cushing (enfermedad que tiene lugar cuando la hormona cortisol aumenta), reiterando asistir al médico antes de sacar cualquier conclusión. Y por evidentemente, evitar a toda costa cualquier tipo de auto medicación. ¡Cuidado!

¿Existe alguna recomendación?

Claro, lo que los estudios de la medicina indican es que la alimentación es sumamente importante para todos, en el caso de las estrías no es la excepción ya que podemos evitar su aparición ¡Es mejor prevenir que lamentar! Aumentando la ingesta de alimentos con omega-3 (por ejemplo el pescado, es aguacate y los frutos secos lo contienen), vitamina C (el limón, la naranja, la toronja, entre otras frutas contienen esta vital sustancia) y vitamina D (se puede encontrar en los huevos, pescado, queso, la leche, entre otros) con esto mantienes una piel muy saludable.

Otra acción que te puede ayudar mucho es conseguir cremas hidratantes para mantener tu piel lo más sana posible. Igualmente colágeno en polvo (muchas veces se puede obtener en farmacias y tiendas naturista) puede beneficiar a tu piel y tu cabello. La vitamina E en forma de gotas también es una buena alternativa para la prevención. Por supuesto, todo esto con la previa aprobación de tu médico de cabecera.

Otros procedimientos más drásticos

También hay una gran variedad de procedimientos dermatológicos que ayudan a regenerar las células de la piel para ir disminuyendo considerablemente las estrías, entre ellos se encuentran el peeling, micro-peeling, técnicas láser, entre otras. También terapias como la radiofrecuencia, mesoterapia pueden ser otra opción para ti.

Si ya tienes algún tipo de estría y te apetece más lo natural para evitar cualquier efecto secundario por demás indeseable, existe una gran variedad de soluciones. Van desde aplicar aceites esenciales, hasta ciertas mezclas de componentes para la piel que fácilmente se pueden retirar con agua y ver resultados sorprendentes al cabo de un mes.

No pases por alto es aspecto emocional

Un aspecto resaltante es el impacto emocional que las estrías tienen sobre la persona, existen casos de personas que se sienten acomplejadas, se aíslan de los demás, pueden afectar su autoestima, deteriorando la imagen corporal y autoconcepto. Se pueden cohibir de actividades muy comunes como ir a una playa o a una piscina e incluso afectar las relaciones íntimas.

Pero ¡no te preocupes! Para todo existe una solución, incluso se han dado casos donde desaparecen por sí solas, tienden a disminuir la intensidad desapareciendo casi por completo en periodos variables de 6 meses hasta 1 año. El lado positivo de todo es que la mayoría no representa un peligro médico inminente.

En la medida de lo posible no sometas tu cuerpo a tratamientos muy invasivos que te traigan consecuencias todavía más complejas. Revisa muy bien tu caso, evalúa las opciones que tienes a tu alrededor y elige el tratamiento adecuado.

Un secreto: muchos estudiosos recomiendan que los tipos de estrías se traten de manera natural… después de todo… el remedio a ese molesto problema estético puede estar en tu propia casa.

Deja un comentario